Pronunciamiento de la comunidad nahua de Santa María Ostula, Michoacán.

Santa María Ostula, municipio de Aquila, Michoacán a 21 de junio de 2021

A la sociedad civil
Al Congreso Nacional Indígena-Concejo Indígena de Gobierno
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
A las organizaciones sociales, colectivos y grupos de trabajo
A los organizaciones de defensa de los derechos humanos y asociaciones civiles
A todos los medios de comunicación nacionales e internacionales
A los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación
A quien corresponda

Hoy, la comunidad de Santa María Ostula llevó a cabo la reactivación de la lucha jurídica para defender y proteger el territorio en donde se asienta la encargatura de Xayacalan. Tenemos conciencia de que apelar a la máxima instancia de aplicación de justicia en México es la última puerta que podemos tocar para que las instituciones mexicanas reconozcan en los títulos de propiedad lo que hemos hecho desde hace cientos de años: trabajar la tierra comunalmente.

Nuestro equipo jurídico elaboró junto con la comunidad, un documento de suma relevancia solicitando que la Suprema Corte de Justicia de la Nación atraiga y resuelva el dilatado juicio agrario en el que se dirime el lindero de nuestras tierras comunales con supuestos pequeños propietarios de La Placita.

Esta es una petición que esperamos sea recibida, analizada, revisada y en su caso cotejada con el amplio expediente que un tribunal agrario fue construyendo a través de mentiras, corrupciones y de apoyos a los supuestos pequeños propietarios que disputan las tierras que hemos recuperado desde 2009, por la vía de los hechos.

Esperamos que las y los magistrados lleven a cabo su trabajo sin dejarse influenciar por los
criminales que nos han asesinado y pretenden despojarnos. Basta ver la historia de cada una de esas personas para saber que alguien que pretende destruir el medio ambiente con minas y centros turísticos o a quien está en la cárcel acusado de decenas de crímenes, no pueden ser dueños de estas tierras que le pertenecen a la comunidad de Ostula.

Sabemos que el camino es largo, pero hacemos un llamado a las organizaciones sociales, a las redes de apoyo, a la gente que conoce nuestra comunidad y que sabe el esfuerzo que hemos dado para defenderla, para que siga nuestros pasos, a los medios de comunicación nacionales e internacionales a que documenten y hagan sus materiales periodísticos al respecto. Nuestro mensaje es claro: no vamos a dejar nuestro territorio, vamos a defender las tierras recuperadas, apelamos a las leyes agrarias a defender este territorio al que tenemos derecho. No vamos a permitir que criminales se apropien de las tierras en las que se desarrolla la vida de nuestra comunidad.

Seguiremos fortaleciendo nuestras instituciones comunales, desarrollando proyectos de vida al interior de Ostula, buscando lo mejor para las personas que habitan cada una de las encargaturas, vamos a cuidar los recursos, reforestar el bosque, cuidar el mar, cuidar nuestras costumbres para sembrar la tierra y disfrutar de nuestras fiestas tradicionales, pero también mantendremos firmes nuestra seguridad a través de la Guardia Comunal.

Como dijo, en nahuatl, uno de nuestros comuneros asesinados: nokni amo ximuyolpacho (No se rindan compañerxs).

Nunca más un México sin nosotros
Atentamente
Comunidad nahua de Santa María Ostula