Comunicado del la Comunidad en Resitencia de Puente Madera y la APIIDTT por la deforestación e invasión de tierras de uso común como parte de la imposición del Parque Industrial en El Pitayal

Puente Madera, Istmo de Tehuantepec, Oaxaca
10 de febrero de 2022

A los pueblos indígenas, organizaciones y colectivxs del istmo de Tehuantepec
A los pueblos de México y el mundo que luchan y resisten por la vida
Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional
Al Congreso Nacional Indígena – Concejo Indígena de Gobierno
Al Pueblo istmeño

La comunidad en resistencia de PUENTE MADERA, así como los pueblos en lucha organizados como ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL ISTMO EN DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO denunciamos los siguientes hechos:

Como habitantes de puente madera el viernes 04 de febrero de 2022 acudimos al monte del Pitayal donde los ciudadanos, Marcos Peza Manuel y Floralia Morales Hernández, pertenecientes a nuestra comunidad, se encontraban desmontando y cercando una parte de este lugar que son tierras de uso común. Estas personas han asegurado tener una constancia de posesión, a lo cual les explicamos que su actuación era ilegal y atenta contra los bienes comunales y el uso de las tierras debe ser decido mediante una asamblea de comuneros, siendo la última el 14 de marzo de 2021 en donde se pretendió imponer la aprobación de un parque industrial con un acta de asamblea firmada por comuneros muertos y personas que no asistimos a dicha asamblea. Esta acta se encuentra en proceso jurídico en el Tribunal Unitario Agrario de Tuxtepec en donde se interpuso un juicio de nulidad por las irregularidades presentadas en dicha asamblea y el acta emanada de esta, responsabilizando al comisariado, concejo de vigilancia, autoridades municipales y al ex representante de la Procuraduría Agraria de Tehuantepec por ser parte de este proceso de imposición.

Asimismo, el día de ayer miércoles 9 de febrero, en entrevista con Mariano de la Rosa Jiménez, ex compañero de lucha y habitante de nuestra comunidad el cual enfrenta junto a otros compañeros una demanda penal interpuesta por la Secretaria de Comunicaciones y Transportes que fue retomada de una denuncia del ex síndico municipal, expuso su actual postura en torno a su interés de vender una extensión de tierras del Pitayal a favor del parque industrial, al recibir ofrecimientos de las ex autoridades municipales y agrarias para dividir y confrontar al interior de la comunidad.

Por lo anterior queremos dejar claro que desde el 15 de mayo de 2021 en la comunidad agraria de San Blas Atempa no contamos con autoridades agrarias. Reiteramos que desde el 14 de marzo de 2021 no se ha vuelto a convocar a asamblea, lo que ha aumentado el clima de división y conflicto generado por las ex autoridades antes mencionadas, la Procuraduría Agraria y grupos políticos que quieren beneficiarse a costa de la comunidad y la destrucción de nuestro territorio.

Nuestra preocupación y rechazo a la industrialización que el CORREDOR INTEROCEÁNICO generaría se fundamenta con los sucesos ampliamente documentados en diversas regiones del país, la más cercana es la del corredor Minatitlán-Coatzacoalcos, a menos de 40 años de su implantación en la cuenca baja del río Coatzacoalcos (declarado ya, por expertos, como un río “muerto”) ha pasado a convertirse en la zona más contaminada en suelos, agua y aire de todo el país, con graves consecuencias en la alteración climática regional y en la salud de los habitantes y comunidades originarias.

De permitirse aumentar la industrialización en el Istmo de Tehuantepec (zona de gran diversidad biológica, de las principales productoras de servicios ecosistémicos de México y Mesoamérica, y al mismo tiempo poseedora de una inmensa diversidad cultural), se agudizaría la contaminación, la afectación a la salud, el calentamiento global, las necesidades básicas de los habitantes y pueblos de una amplia porción del sur-sureste de nuestro país así como la vida misma de las generaciones futuras, se comprometerían.

Es por eso que nosotrxs como comunidad hemos emprendido la lucha por la defensa de nuestros bienes comunes ante la imposición del proyecto del parque industrial correspondiente al polo de desarrollo y bienestar (PODEBI) en el Pitayal, el cual pretende destruir un espacio de vida y uso común al que acudimos en búsqueda de insumos para nuestra subsistencia cotidiana.

Por todo lo anterior nos declaramos en ALERTA MÁXIMA y anunciamos que emprenderemos una serie de acciones para vigilar y defender el Pitayal, continuaremos interponiendo recursos jurídicos necesarios contra quienes atenten contra las tierras de uso común y nuestro territorio.

Responsabilizamos a las autoridades agrarias y municipales anteriores y las que están actualmente en función, al gobierno estatal y federal de cualquier intimidación, amenaza y/o agresión contra quienes defendemos nuestra tierra, territorios y derechos.

NUESTRA LUCHA ES POR LA VIDA
NUNCA MÁS UN MÉXICO SIN [email protected]

COMUNIDAD EN RESISTENCIA DE PUENTE MADERA
ASAMBLEA DE LOS PUEBLOS INDÍGENAS DEL ISTMO EN DEFENSA DE LA TIERRA Y EL TERRITORIO (APIIDTT)