Comunicado de la Comunidad indígena autónoma tepehuana y wixárika de San Lorenzo de Azqueltán, municipio de Villa Guerrero, Jalisco.

Al pueblo de México

A los pueblos del mundo

A las organizaciones de derechos humanos

A los medios de comunicación

Desde la comunidad autónoma San Lorenzo de Azqueltán, en el municipio de Villa Guerrero, Jalisco, denunciamos que persiste la pretensión de los caciques de apoderarse de nuestro territorio ancestral, y que policías municipales se han prestado para reprimir a nuestra comunidad cometiendo delitos graves como es la detención ilegal y tortura de comuneros, para amedrentar, aterrorizar y tratar así de detener la defensa de la tierra y la organización comunitaria.

Denunciamos que el viernes 31 de diciembre de 2021, un policía de nombre Adán Bañuelos Herrera, quien, junto con otros elementos de la policía municipal, sin motivo alguno sustrajeron a golpes a dos miembros de nuestra comunidad, a uno de ellos lo sacaron de su casa a golpes y amenazas; llevándoselos ilegalmente para después fueron torturados incluso con descargas eléctricas, reclamándoles el haber movido alambres de los invasores agrarios en diversas movilizaciones comunitarias o el acompañar al comisariado autónomo.

Nuestros compañeros fueron privados ilegalmente de la libertad por estos elementos de la policía municipal, fueron torturados por defender la tierra y no es la primera vez que atentan en nuestra contra. Han sido afectados en su salud y presentan secuelas de la tortura a manos del policía Adán Bañuelos Herrera y quienes los acompañaban.

No es la primera vez que estas personas cometen atropellos al servicio de los invasores de tierra. El 11 de julio de 2020, participó en la detención ilegal y tortura de un comunero, de donde se derivó la carpeta de investigación 158/2020 y la causa penal 63/2020. Grave violación a los derechos humanos que permanece en completa impunidad.

El día 5 de julio de 2020, tras atrás agredir a un comunero le dijo que “contaban con luz verde para matar a uno de Los Valles y uno o dos tepehuanos que andaban luchando por la tierra”.

El 22 de marzo de ese mismo año, apedrearon a dos comuneros de avanzada edad en la localidad de Izolta, como represalia por la organización comunitaria.

El día 30 de mayo de 2019 el mismo policía Adán Bañuelos Herrera agredió y amenazó de muerte a un comunero

Lo decimos nuevamente, ¡NUESTRA TIERRA NO ESTÁ EN VENTA! A nuestros padres y abuelos han ido despojando poco a poco y de repente los gobiernos dan escrituras a algunas invasiones, y les hace creer que así de fácil es arrebatar a el territorio con impunidad y violencia. Por eso los gobiernos se hacen cómplices de ladrones de terrenos, que cínicamente se dicen dueños de grandes superficies de nuestras tierras.

El pueblo tepecano hemos sido reducidos por el despojo agrario, y en Azqueltán no solo decimos que aquí seguimos, sino que aquí seguiremos resistiendo con organización y dignidad. Buscando la paz y el diálogo, pues nuestra apuesta no es la confrontación, sino la justicia.

Ante todo esto que está pasando, exigimos:

  1. Que cesen de inmediato las agresiones en contra de nuestra gente y en contra de la defensa de la tierra que legítimamente hemos hecho por generaciones.
  2. Que no haya impunidad hacia los policías responsables del secuestro y tortura de nuestros compañeros y que sean sancionados de inmediato de acuerdo a la ley.
  3. Que sean reparados los daños causados a la integridad y salud física de nuestros compañeros.
  4. Que el gobierno municipal de Villa Guerrero se comprometa, mediante un convenio, a respetar los derechos humanos de las y los comuneros y a que la policía municipal deje de ser parte en el conflicto agrario en beneficio de los ricos invasores.

Anunciamos de manera pública que tendremos un diálogo con el presidente municipal de Villa Guerrero, Jalisco, el día Lunes 31 de enero de 2022 a las 10:00 de la mañana, por lo que llamamos a estar atentos de los acuerdos alcanzados.

Atentamente

Comunidad indígena autónoma tepehuana y wixárika de San Lorenzo de Azqueltán, municipio de Villa Guerrero, Jalisco