Mensaje de la Misión Civil de Observación de la Sexta a las compañeras y compañeros del CIPOG-EZ.

Compañeras y compañeros del Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata:

Reciban desde el corazón que somos como Misión Civil de Observación de la Sexta nuestra más profunda indignación por el criminal asesinato del compañero Jordán. Escribimos las siguientes palabras que sabemos que no arrancan el dolor por la pérdida de nuestro hermano, pero sí les ayudan a saber a ustedes, a la familia de Jordán, que él como todas y todos ustedes son parte de un movimiento más grande que todos los días lucha por la vida, por la defensa de la vida, por la defensa del territorio y por el derecho a vivir en paz y dignamente. Es así que su nombre ahora resuena y resonará en los oídos de quienes en el mundo luchamos por un mundo con libertad, con justicia y democracia.

Pero no sólo luchamos por la vida, sino contra la muerte, porque no dejaremos que Jordán, su nombre y su lucha se arranquen de nuestra memoria, así es como lo mantendremos vivo, en nuestra memoria y en nuestros corazones. Porque no muere la semilla que hace florecer la palabra colectiva, no muere quien en la memoria camina con nosotros y nosotras. Quién suelta la bala morirá porque nuestra memoria es la justicia y no la venganza. La muerte es lo que abraza el mal gobierno y sus equivocadas ideas de poder, nuestra lucha es por la vida y la vida es justicia, es la flor de la semilla que siembran todos los que luchan y resisten.

Compañero Jordán Terjiño Luna vivirás en nuestra memoria por tu lucha, por la vida y por la libertad que buscaste hasta la muerte por las comunidades que integran al CIPOG-EZ. Nos heredas esa mirada clara en el proceso de construcción de un nuevo horizonte pues emprendiste el camino que desafía el orden establecido y esto no es fácil. Ahora los que quedamos deberemos honrar la memoria de tu vida, recordaremos tu legado, contaremos tu historia y continuaremos en la lucha.

El adiós será para el que camina con la muerte, pero los que caminamos abrazando la vida no morimos, vivimos en los que vienen. Por los que vienen, todos los que han luchado y no están, vivirán. No podrán extinguir el fuego de justicia, aquí estaremos de pie para alimentarlo. Los que luchamos por la vida no sabemos decir adiós, porque nos seguiremos viendo en nuestro espíritu de lucha, porque nos seguiremos viendo en la organización colectiva. No decimos adiós a los que viven, por eso preferimos decir: ¡Jordán vive! ¡Jordán Vive! ¡Jordán vive!

¡Viva el CIPOG-EZ!

Desde el corazón colectivo que somos:

Misión Civil de Observación de la Sexta