Ante la detención ilegal de nuestros compañeros en Ocosingo

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Al Concejo Indígena de Gobierno

A las autoridades autónomas de los 12 caracoles, los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas, las Comunidades Autónomas Zapatistas y Centros de Resistencia Autónoma y Rebeldía Zapatista

A las comunidades del Congreso Nacional Indígena

A las Redes de Resistencia y Rebeldía y Redes de Apoyo al CIG

A la Red Contra la Represión y por la Solidaridad

A la Sexta Nacional e Internacional

Al pueblo de México

A los pueblos del mundo

Nos dirigimos a ustedes desde la capital de este territorio que todavía se llama México, para enterarles que el mal gobierno encabezado por el capataz Andrés Manuel López Obrador persiste en su torpe estrategia contrainsurgente realizada por bandas paramilitares y carteles del crimen organizado, secundados, respaldados, entrenados y financiados por el ejército, la marina, la guardia nacional y las policías municipales, estatales y federales. Con dicha estrategia buscan inmovilizar a quienes resisten a sus proyectos necrocapitalistas de despojo, desplazamiento y exterminio de pueblos originarios; buscan destruir a quienes defienden a la naturaleza, para imponer proyectos que prometen un falso desarrollo y provocan la destrucción de la naturaleza para acelerar la acumulación capitalista.

Ahora debemos denunciar el secuestro, el día 10 del presente mes de febrero, de nuestros compañeros Fernando Espinoza Pérez y Baldemar Espinoza Pérez del ejido el Tumbo, municipio de Ocosingo, a quienes fueron robadas sus mercancías y dinero cuando se dirigían a la ciudad de Palenque para vender su mercancía, siendo ilegalmente detenidos en el camino por policías municipales y paramilitares de los solapados por el gobierno morenista, siendo conducidos al penal de Ocosingo. Acusamos directamente a Manuel López Gutiérrez, Juan Gutiérrez Cruz, Narciso Gutiérrez Pérez y Pedro Hernández Jiménez por liderar esa operación ilegal, producida en el contexto de una creciente actividad paramilitar en varias zonas del estado de Chiapas, dirigida contra bases de apoyo del EZLN.

Es aberrante que el actual mal gobierno de López Obrador realice acciones diplomáticas para presentarse ante la mirada internacional como “progresista” y respetuoso de los derechos humanos, mientras que al interior del país continúa con los proyectos neoliberales y recurre a las mismas estrategias criminales de sus antecesores, dejando claro su pasado priista, que forma parte indeleble de su ser.

Hacemos un llamado para que cada quién según sus tiempos, formas y posibilidades, desarrollen acciones que muestren la realidad que el terrorista régimen de la autodenominada 4T impone sobre nuestros pueblos, específicamente contra nuestros hermanos zapatistas.

¡Si tocan a uno nos tocan a todos!

¡Presos políticos libertad!

¡Muera el mal gobierno!

¡No a los megaproyectos de muerte!

¡Muera la muerte, viva la vida!

Red de Resistencia y Rebeldía Tlalpan

México, 16 de febrero de 2020