Romperemos el cerco para exigir un !Alto a la guerra contra las comunidades Zapatistas y del Congreso Nacional Indígena. Alto a la guerra narco-paramilitar contra el CIPOG-EZ!

Como hombres, mujeres, niños, niñas, abuelos y abuelas de nuestras comunidades indígenas que somos; NaSavi, Me´pháá, Nahua, Ñamnkué, Mestizos y Afro mexicanos del estado de Guerrero, y que estamos organizados en el Concejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata(CIPOG-EZ), en conjunto con nuestros pueblos hermanos de la Organización Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.), no olvidamos a nuestros asesinados, no olvidamos como nos han reprimido una y otra vez, no olvidamos como los malos gobiernos priistas, panistas, perredistas y ahora morenistas, se burlan de nosotros y nosotras, una y otra vez.

Creen que lo más importante es engañarnos con sus llamadas «mesas de trabajo» donde sientan a algunos funcionarios para que nos digan mentiras, que si se va a solucionar esto, que si se va a solucionar aquello. Pasa el tiempo y no solucionan nada, y piensan que así ya nos burlaron y se ríen, piensan que somos tontos e ignorantes. Por otro lado, se hacen sus planes para matarnos en cuanto puedan, se hacen cómplices con jefes paramilitares, narco-paramilitar es, terratenientes, asesinos y con todo aquel que esté dispuesto a controlar nuestros territorios y que no le importa la vida, en ninguno de sus significados.

Así nos hacen en Guerrero, y así están haciendo en todo el país a nuestros hermanos del CNI-CIG,
así están haciendo en Chiapas contra nuestros hermanos de las comunidades autónomas Zapatistas. Los están balaceando a todos, todas y de todas las edades, les quemaron sus bodegas de café y chingan su economía, les invaden y les ponen cerca de alambre a sus tierras, provocan
hambre, y los están difamando con mentiras. Y nuestros hermanos zapatistas han mostrado mucha paciencia para no caer en todas estas provocaciones que no son nuevas. Llevan años, décadas, haciéndoles lo mismo y nada que van a parar, el gobierno al mantener en la impunidad esos crímenes lo único que hace es dar poder a los paramilitares.

Y así mismo nos han hecho como CIPOG-EZ, es exactamente la misma estrategia y las mismas formas, nomas que en Guerrero, además de paramilitares los que nos asesinan, son también narcotraficantes y por eso les llamamos narco-paramilitares. Pero es exactamente la misma fórmula de los malos gobiernos para destruir nuestra organización, así mero le hacen a nuestros hermanos Zapatistas. Y también a otros pueblos indígenas de todo México, lo sabemos por qué lo hemos escuchado de su propia voz en el Congreso Nacional Indígena y esto no ha parado, se pone peor.

El señor López Obrador quiere vernos muertos, porque le estorbamos en sus planes de el país que él quiere, pero en ese país no cabemos nosotros, el dice que obedece al pueblo, pero no es verdad solo aprendió también como tener contentos a unos, mientras se chinga a otros. Porque ya lleva dos años, no es que apenas entro, ya sabe bien y conoce bien desde antes a nuestros hermanos Zapatistas y ahora no hace nada, los ignora y antes hasta fotos se sacaba con ellos, nomas los utilizo así como ha utilizado a los pueblos, para caer bien y decir que es buena persona. Y no es que no sepa, ya se dijo y siempre se han dicho claros los nombres de los criminales.

En Guerrero los jefes narco-paramilitares que asesinaron a 18 de nuestras y nuestros compañeros de base, promotores, delegados y concejales del CIPOG-EZ, y CNI-CIG, aun siguen libres, atacándonos y riéndose de nosotros. También saben bien quiénes son y no hacen nada porque llegue la justicia a las familias y el castigo a todos los responsables. Y aquí pasan dos cosas nada más, o están de cómplices, así, bien organizados entre ellos de todos los niveles de gobierno o están de cómplices, dejando que nos maten para no lidiar con nuestras demandas.

Cualquier caso, igual de cruel,inhumano y contrario a su llamada legalidad y los llamados derechos humanos.

Lo único que están logrando es que con tantas burlas, con tanta represión, con tanto desprecio y
asesinatos, es que estamos perdiendo el miedo a morir. De todas formas nos están matando y
nadie hace nada, ni los gobiernos, ni los organismos internacionales, nada, nadie, nos matan como
animal y no pasa nada.

Morimos por desnutrición y no pasa nada, morimos en manos del crimen y no pasa nada, y si mentimos, que AMLO nos diga claro ¿cómo van las investigaciones de nuestros 18 hermanos y hermanas asesinados? La verdad es que no le importa, ahora cena en grandes palacios y se le hace fácil decirle a Encinas o a Adelfo, engáñalos que les vas a ayudar y luego se cansan y ya no molestan.

Porque nuestros hermanos y hermanas Zapatistas del EZLN no están solos, no están solas, hemos
decidido romper el cerco narco-paramilitar que desde hace más de un año nos impusieron en nuestras comunidades y los gobiernos locales, estatal y federal, han hecho caso omiso de nuestro dolor y de nuestros muertos. Exigiremos un !Alto a la guerra contra las comunidades Zapatistas y del Congreso Nacional Indígena. Alto a la guerra narco-paramilitar contra el CIPOG-EZ!

Piensan que somos limosneros y con migajas nos entretienen, pero nosotros y nosotras queremos
¡Justicia Ya! Hemos sido pacientes de ir a sentarnos y ver sus caras como se burlan de nosotros,
pero ya nos hartaron. Y no queda más que salir a morir, si es que sus consentidos grupos narco-paramilitares nos van a asesinar, que lo sepa el mundo. Romperemos el cerco narco-paramilitar el próximo miércoles 18 de Noviembre del 2020, exactamente al medio día, estaremos tomando la carretera Chilpancingo – Tlapa, a la altura de la comunidad de Papaxtla, en el municipio de Chilapa de Alvarez.

ATENTAMENTE:
Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata(CIPOG-EZ)
Regiones: Costa Chica, Costa Montaña, Montaña Alta y Montaña Baja de Guerrero,
Organización Campesina de la Sierra del Sur (O.C.S.S.).
¡Alto a la Guerra paramilitar contra las comunidades Zapatistas del EZLN!
¡Alto a la Guerra narco-paramilitar contra las comunidades indígenas del CNI-CIG!
¡Justicia para todos nuestros presos, asesinados y desaparecidos del CNI