FONATUR obligado a aclarar ambigüedades de Tren Maya, comunicado de Comunidades Ch´ol de Palenque, Ocosingo y Salto de Agua, Chiapas.

FONATUR obligado a aclarar ambigüedades de Tren Maya
– Petición de información de parte de la Jueza Lucía Anaya Ruiz Esparza
– FONATUR cae en omisiones y ambigüedades en su argumentación

La revocación de la suspensión provisional de las labores de construcción del Tren Maya en el tramo Palenque – Escárcega que, como efecto del juicio de amparo presentado por las comunidades Ch’ol de Palenque, Ocosingo y Salto del Agua había sido otorgada por la Jueza Lucía Anaya Ruiz Esparza, Jueza Segundo de Distrito de Amparo y Juicios Federales en el Estado de Chiapas, está lejos de ser el último capítulo de la batalla por el respeto al derecho a la salud que han emprendido las comunidades Ch’ol del estado de Chiapas.

Ante la argumentación que sostuvieron los magistrados del Tribunal Colegiado en Materia Administrativa con sede en Tuxtla Gutiérrez al revocar la suspensión, la Jueza Lucía Anaya Ruiz Esparza ha reiterado los motivos por los cuales otorgó la suspensión ponderando el derecho humano a la salud consagrado en el artículo 4 de la Constitución, y su inminente puesta en peligro con el fenómeno sanitario COVID19, debido a la construcción de vías férreas en el tramo que abarca los municipios de Palenque, Salto de Agua y Ocosingo, en el Estado de Chiapas, localidades éstas en las que radican los quejosos, integrantes de la comunidad Maya Ch’ol.

En defensa de la suspensión que había sido otorgada, la Jueza subraya una ambigüedad en la posición del Presidente de la República y de FONATUR que sirvió de base al Tribunal Colegiado para levantar dicha suspensión. El Presidente Andrés Manuel López Obrador a través de su representante y FONATUR argumentaron no estar realizando ningún trabajo de construcción del proyecto denominado Tren Maya, en el tramo que va de Palenque Chiapas, a Valladolid Yucatán, —dentro del que se encuentran los municipios a los que pertenecen los quejosos— sino que sólo estaría realizando labores de mantenimiento y rehabilitación sobre vías férreas ya existentes y prestando los servicios públicos de transporte ferroviario de carga y de pasajeros.

La ambigüedad reside en que FONATUR, en la foja cinco de su informe previo sobre la vía férrea ya existente en el tramo Palenque-Escárcega, sostiene que “celebró contratos (diversas personas morales) para la construcción de plataforma y vía del tren maya.” ¿Por qué habría contratado empresas para construir plataformas y vías si solamente realizaba labores de mantenimiento?

La Jueza abunda después en la omisión por parte de FONATUR al no exponer con claridad en qué consisten esas acciones de conservación y mantenimiento y cómo se ejecutan, menos aún cómo es que con el actual fenómeno de salud COVID-19, se ha modificado la realización de esos trabajos, a fin de minimizar el riesgo de que los trabajadores y los pobladores de las comunidades.

No hay en la exposición de FONATUR información ni justificación acerca de las circunstancias de modo, tiempo y forma, en la que se estarían ejecutando las medidas sanitarias para evitar el contagio de ese virus, ni cómo se está revisa su implementación. Este descuido no es menor, puesto que atenta contra un derecho constitucional, el derecho a la salud consagrado en el artículo IV de la Constitución Mexicana.

Más aún, la jueza considera que FONATUR, con su argumentación de no construcción, sino de mantenimiento y conservación de las vías pre-existentes, ha variado los efectos y consecuencias de los actos reclamados, involucrando —con ello— cuestiones de interés nacional como lo es el correcto funcionamiento de vías de comunicación pre-existentes.
Con sus ambigüedades, FONATUR ha extendido la discusión hacia fuera del llamado “Tren Maya para afectar todas las labores de mantenimiento de vías férreas. En la colisión del derecho a la movilidad y el derecho a la salud, debe privar, según el criterio de la Jueza, el derecho a la salud. Para decirlo con otras palabras: a FONATUR le salió el tiro por la culata.

La Jueza estima indispensable contar con mayor información, respecto a los trabajos de reparación y conservación que la responsable FONATUR dice estar realizando bajo todos los estándares sanitarios que este fenómeno de salud ameritan, a fin de analizar la procedencia o no de la suspensión impetrada, y en su caso, los alcances que tendría que dársele a una posible concesión de la medida cautelar.

Por eso, la Jueza ha requerido a FONATUR aclarar si en el tramo ferroviario que va de Palenque Chiapas, a Valladolid Yucatán, del proyecto denominado “Tren Maya”, se está realizando trabajos de construcción, o bien, sí únicamente se está haciendo trabajos de conservación y mantenimiento de vías ferroviarias pre-existentes. En el supuesto que FONATUR estuviese dispuesto a aclarar esta ambigüedad, deberá también informar con transparencia sobre las condiciones en que se llevan a cabo las acciones de conservación y mantenimiento del proyecto denominado “Tren Maya”.

Deberá informar también cuáles son los procedimientos en caso de accidentes o casos fortuitos durante la realización de obras de mantenimiento y reparación de vías ferroviarias; o bien señalar si dichos procedimientos no existen; y en este caso cómo solventará esas problemáticas. Finalmente deberá informar de manera detallada, sobre las medidas sanitarias que se estarían implementado en caso de ser necesario realizar trabajos de conservación y mantenimiento de vías férreas, con motivo del COVID-19 y la forma en la que se estaría verificando su cumplimiento.

La audiencia ha sido fijada para mañana viernes 29 de mayo de 2020. De nuevo exhortamos y solicitamos a la Jueza Lucía Anaya Ruiz Esparza, que otorgue la suspensión definitiva solicitada de los trabajos del denominado “Tren Maya”. El Poder Judicial tiene la oportunidad de ponerse al servicio de las necesidades de los pueblos originarios y sus comunidades.

28 de mayo de 2020
Comunidades Ch´ol de Palenque, Ocosingo y Salto de Agua
Indignación, Promoción y Defensa de los Derechos Humanos A.C.