Comunicado ante más asesinatos y amenazas a promotores del CIPOG-EZ y delegados del CNI en Guerrero. Mientras continua la impunidad, la corrupción y la omisión de los tres niveles de gobierno

Al Ejercito Zapatista de Liberación Nacional

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A los pueblos de Guerrero

A los pueblos de México

A la sexta nacional e internacional

A las redes de resistencia y rebeldía

A las redes de apoyo al CIG

Territorio Comunitario, Guerrero, 12 de Julio de 2019

Los hombres, mujeres, niños, niñas, abuelitos y abuelitas que integramos el Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata, nuevamente tenemos que levantar nuestra voz para denunciar la omisión de las autoridades municipales, estatales y federales frente a la emergencia humanitaria que se recrudece en el territorio comunitario de la Montaña Baja del estado de Guerrero. Los grupos narcoparamilitares continúan asesinando a nuestros promotores y promotoras del CIPOG-EZ y delegados del CNI, demás han iniciado una campaña de amenazas contra nuestra organización, con el fin de exterminar y desarticular a los pueblos organizados.

El lunes 8 de Julio del 2019 los indígenas nahua David Domingo Alonso y Marcelino Pedro Rojas, promotores locales del CIPOG-EZ y delegados del CNI en Guerrero originarios de la comunidad de Ayahualtempa, del municipio de José Joaquín de Herrera, de acuerdo a los testimonios de los vecinos el grupo  narcoparamlitar «Los Ardillos» los levanto en el crucero del Jagüey y aparecieron asesinados al día siguiente en la localidad de Chautla, que se ubica antes del arco de entrada a Chilapa, y a unos kilómetros de la carretera federal Chilpancingo-Tlapa, este lugar donde es de conocimiento público controlada por este grupo.

El miércoles 10 de Julio del 2019 las indígenas Nahua Juana Hernández Ambrosio y Alberta Matías Tendón promotoras locales del CIPOG-EZ y delegadas del CNI en Guerrero, fueron asesinadas cobardemente, con el mismo modo de operar. Fueron levantadas y desaparecidas en el crucero del Jagüey, donde incluso las bajaron del transporte público y alrededor de las cinco de la tarde se encontraron sus cuerpos sobre una brecha de terracería en la colonia Corral de Piedra de la cabecera municipal de Chilapa de Álvarez. En esta zona existe presencia de la Guardia Nacional, aunque desde su arribo no ha representado cambio alguno frente a la violencia de los grupos narcoparamilitares.

Desde el viernes 5 de Julio del 2019 y a la fecha fuimos informados que  el grupo narcoparamilitar «Los Ardillos» realiza investigaciones y seguimiento en contra de varios promotores estatales y regionales del CIPOG-EZ y delegados del CNI, de forma particular contra nuestro hermano Na Savi Jesús Placido Galindo, a quien dicen; están «buscando por todo el estado, para despedazarlo.» Las amenazas vía telefónica también fueron ratificadas por transportistas de la Montaña Alta y otras regiones del estado, así como por comisarios de la Montaña Baja quienes dieron aviso a promotores de la organización para que pudieran alertar a sus compañeros.

El asedio a las comunidades indígenas nahua integrantes del CIPOG-EZ no ha cesado, los retenes narcoparamlitares continúan y en ellos registran a la población que se dirige a las cabeceras municipales. Los gobiernos Estatal y Federal anunciaron con bombo y platillo la llegada de la Guardia Nacional, pero en los hechos no vemos mayor seguridad, no vemos el desmantelamiento de los grupos narcoparamilitares, no vemos que se haga justicia a nuestros hermanos y hermanas brutalmente asesinados y asesinadas.

Nuevamente insistimos y reiteramos que hacemos responsables a los gobiernos del municipio de Chilapa de Álvarez a cargo de Jesús Parra García, al gobierno estatal de Héctor Astudillo Flores, ambos militantes del PRI y al gobierno federal de MORENA a cargo de Andrés Manuel López Obrador; por la integridad física y la vida de nuestro hermano y promotor estatal Na Savi Jesús Placido Galindo y así como de todas y todos los promotores del Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata. Ya que cada una de estas autoridades han sido informadas directamente por diversas vías desde hace más de un mes, de esta alarmante emergencia. Al gobierno de AMLO le solicitamos específicamente que aplique las medidas de seguridad correspondientes por ley, de forma urgente debido a la gravedad de la situación, y hasta el momento a más de un mes de la solicitud continua siendo omiso.

Los niños y jóvenes de las 22 comunidades del CIPOG-EZ que se encuentran sitiadas por los grupos narcoparamilitares continúan sin ir a la escuela, desde el kínder, hasta la preparatoria. Además del terror psicológico que están viviendo nuestras comunidades, el estado de Guerrero y en especifico las comunidades indígenas y campesinas pobres continúan siendo sometidas bajo un régimen de sangre y esclavitud moderna. El actuar de los tres niveles de gobierno evidencia su complicidad por acción u omisión y tal parece que lo que buscan es crear un escenario de tolerancia para que los grupos narcoparamilitares desmantelen a las organizaciones indígenas que buscamos construir nuestro propio destino, lejos de la esclavitud y el cacicazgo.

Nuestro único delito es defender la vida, defender la tierra, defender el territorio, luchar por la reconstitución integral de nuestros pueblos, luchar por abrirle camino a la vida, en medio de la muerte que nos impone este sistema. La sentencia de muerte para nuestros hermanos y hermanas José Lucio Bartolo Faustino, Modesto Verales Sebastián, Bartolo Hilario Morales, Isaías Xanteco Ahuejote, David Domingo Alonso, Marcelino Pedro Rojas, Juana Hernández Ambrosio y Alberta Matías Tendón, fue intentar construir un futuro digno y en paz para sus pueblos, en medio de de «la finca» que han construido los grupos narcoparamilitares en coordinación con los malos gobiernos, para someter bajo fuego a las comunidades indígenas, aprovechando la miseria y la marginación en la que sobreviven.



La guerra de exterminio en contra de los pueblos indígenas organizados se intensifico a partir del inicio de este 2019, apenas era el 20 de enero cuando fue asesinado el integrante del Concejo Indígena Popular de Oaxaca – Ricardo Flores Magón (CIPO-RFM); Gustavo Cruz Mendoza comunicador indígena que luchaba por su pueblo y por defender su territorio en la región Chinanteca de Oaxaca. A cinco meses de este cobarde asesinato el pasado 20 de junio del 2019, también fueron asesinados; Regulo Jiménez Pulido, Fidel Cruz Mendoza y Mario Cruz Jerónimo, familiares del difunto Gustavo y colaboradores del CIPO-RFM, estos crímenes continúan en completa impunidad.



El 20 de Febrero fue asesinado nuestro hermano indígena Nahua Samir Flores Soberanes de la comunidad de Amilcingo en Morelos. Samir fue integrante activo del Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua Morelos, Puebla, Tlaxcala, quienes  mantienen una digna lucha contra la termoeléctrica y el gasoducto en Huexca. Samir también era comunicador indígena, era un compañero bien organizado junto con su comunidad y comunidades de la región, y ese fue su delito.

Desde Marzo a la fecha en las comunidades indígenas Otomís del Estado de México que resisten contra el proyecto carretero Autopista Toluca-Naucalpan, se han incrementado las agresiones, las amenazas, los grupos de golpeadores pagados, las incursiones de la Policía Estatal protegiendo a las empresas constructoras y nuevamente la omisión de los malos gobiernos. Pese a que la lucha jurídica la han venido ganando, la ilegalidad, la corrupción y la impunidad se imponen conjuntamente con la fuerza pública y la violencia, para aislarlos y consolidar este largo proceso de despojo, que beneficia a altos grupos empresariales y políticos, frente a la destrucción del bosque, el agua y la vida.

Desde el 15 de Marzo inicio una huelga de hambre que continua hasta el día de hoy y suman ya 121 días que nuestros hermanos presos indígenas organizados en el estado de Chiapas están luchando por su libertad de esta forma. Ellos han sido detenidos sin orden de aprehensión y fueron obligados a confesar bajo tortura delitos que no cometieron, entre tantas otras injusticias, que continúan narrando y denunciando. Nuestros hermanos indígenas en huelga de hambre: La Voz Verdadera del Amate: Abraham López Montejo, Germán López Montejo, en el penal de El Amate (Cintalapa). De La Voz de Indígenas en Resistencia Adrián Gómez Jiménez, Juan de la Cruz Ruiz en el CERSS 5, (San Cristóbal de las Casas) y de Viniketik en Resistencia: Marcelino Ruíz Gómez, Baldemar Gómez Hernández, en el CERSS 10, (Comitán de Domínguez). Y hasta el momento ninguna autoridad a dado solución a sus justas demandas, solo han encontrado en los malos gobiernos oídos sordos.

En Abril del 2019 nuestros hermanos del EZLN denunciaron como se ha incrementado la militarización y la guerra contrainsurgente en contra de las comunidades zapatistas. Claramente dijeron; «Ahora, además, miembros del Ejército Federal y Fuerza Aérea se adentran en las montañas y aparecen en las comunidades diciendo que viene la guerra y que sólo están esperando órdenes de “mero arriba”.» Su único delito de nuestros hermanos zapatistas, ha sido solamente luchar por las demandas justas de los pueblos indígenas de todo México y dar un ejemplo de como organizarse y defender la vida de los pueblos originarios frente a la guerra de exterminio.

En Mayo fue asesinado un joven indígena y tres quedaron heridos en la comunidad indígena de Zacualpan en el estado de Colima, donde están organizados en el Concejo Indígena por la Defensa del Territorio de Zacualpan. Estos hechos fueron realizados por el crimen organizado y la tolerancia de los tres niveles de gobierno, así lo denunciaron nuestros hermanos.

Estos son solo algunos de los casos que conocemos y recordamos hoy, porque entendemos que la guerra de exterminio ahora nos está golpeando muy fuerte en Guerrero, pero que se extiende por todo nuestro país y va cobrando vidas, muchas vidas. Aunque haya cambiado de piel el gobierno, continua protegiendo los intereses de los de arriba, a costa de nuestras vidas. Por eso reiteramos hoy que el CIPOG-EZ no se va a rendir, sigue y seguirá luchando por la vida y la dignidad de los pueblos originarios, a pesar de que enfrente tenemos un sistema de muerte y destrucción que insiste en exterminarnos.

Por la reconstitución integral de nuestros pueblos.

¡Justicia para José Lucio Bartolo Faustino, Modesto Verales Sebastián, Bartolo Hilario Morales, Isaías Xanteco Ahuejote, David Domingo Alonso, Marcelino Pedro Rojas, Juana Hernández Ambrosio y Alberta Matías Tendón, integrantes del CIPOG-EZ y el CNI-CIG!

¡Justicia para Gustavo Cruz Mendoza, comunicador indígena asesinado del CIPO-RFM!

¡Viva la resistencia indígena Otomí del Estado de México contra la autopista Toluca-Naucalpan!

¡Libertad para Fidencio Aldama de la tribu Yaqui!

¡Justicia para la comunidad indígena de Zacualpan!

¡Alto a la guerra contrainsurgente en contra del EZLN!

¡Nunca más un México sin nosotros!

Consejo Indígena y Popular de Guerrero – Emiliano Zapata (CIPOG-EZ)

Regiones: Costa Chica, Costa Montaña, Montaña Alta y Montaña Baja de Guerrero