Ante el desplazamiento forzado de casi dos mil personas de Chavajebal.

Organización Sociedad Civil Las Abejas de Acteal

     Tierra Sagrada de los Mártires de Acteal

Municipio de Chenalhó, Chiapas, México.

22 de noviembre del 2018.

Al Congreso Nacional Indígena

Al Concejo Indígena de Gobierno

A las y los defensores de los derechos humanos

A los medios libres

A los medios de comunicación nacional e internacional

A la Sociedad Civil Nacional e Internacional

Hermanas y hermanos:

Aquí en Acteal llueve, es noviembre, hace frío, de repente el sol pasa caminando sobre las nubes tupidas, húmedas. Aquí en estas tierras tsotsiles es tiempo de cosecha de café, pero, sin el calor del Padre Sol, no se secan los granos; en cambio las milpas enverdecen (se fertilizan), se sienten saciadas por la lluvia.

A un mes de cumplir veintiún años de la Masacre de Acteal, aquí pareciera que estamos tranquilos, pero, en el año de 1997 en el mes de noviembre, el Estado mexicano a través de sus paramilitares había oscurecido los días, había convertido en terror nuestras vidas con su guerra sucia; la muerte, agazapada se encontraba en los cañones asesinos de los verdugos priistas, para que a través de ellos enviara un castigo ejemplar contra 45 hombres y mujeres y más 4 bebés quienes se encontraban todavía dentro del vientre de sus madres, el día 22 de diciembre de 1997.

A casi veintiún años de Acteal, 1,764 personas de la comunidad de Chavajebal del municipio de El Bosque, Chiapas, se encuentran desplazados forzadamente y con hambre, frío y sus vidas en peligro de muerte. Este hecho nos hiere la conciencia y la memoria.

El pasado 7 de noviembre del 2018, se tuvieron que desplazar hombres, mujeres, niñas y niños a la cabecera municipal de El Bosque y a las montañas.

Este desplazamiento forzado fue causado cuando el pasado 4 de octubre del presente año fueron emboscadas cuatro personas de la comunidad de Chavajebal, cuando viajaban en vehículo, en el camino de regreso a su comunidad, quienes habían ido a la cabecera municipal de El Bosque. En este ataque fallecieron el comisariado Ejidal y un comunero, el agente municipal salió ileso y otra persona más resultó herida quien estuvo inconsciente durante 4 días. Estas dos personas sobrevivientes pertenecen al grupo de la Alianza vinculados al partido Morena.

La Organización de la Sociedad Civil de Las Abejas de Acteal, no nos es ajeno el sufrimiento que están atravesando nuestros hermanos tsotsiles de Chavajebal, tenemos que levantar nuestra voz y solidarizarnos con ellos y ellas, no permitamos que se mueran de hambre, de frío y de las balas asesinas de los paramilitares de esa región. No queremos otro Acteal en esta Zona de los Altos de Chiapas.

La Masacre de Acteal la denunciamos siete meses antes. Y además un periodista de nombre Ricardo Rocha hizo un reportaje QUINCE DÍAS antes de Acteal, pero, el gobierno de Ernesto Zedillo Ponce de León dijo que lo que había publicado Rocha en su programa Detrás de la Noticia, era un “MONTAJE”.

Después de la Masacre de Acteal, han ocurrido una serie de MASACRES y EJECUCIONES EXTRAJUDICIALES en muchos lugares de México, a pesar de la demanda de la sociedad civil nacional e internacional de no repetición.

Ante el desplazamiento forzado de casi dos mil personas de Chavajebal, exigimos a los tres niveles de gobierno, tanto municipal, estatal y federal que dejen de administrar este conflicto, como es su usos y costumbres y, que asuman su responsabilidad correspondiente, y donde no, que no se entrometan.

Hermanas y hermanos quienes leen nuestro comunicado, no dejemos solos a nuestras hermanas y hermanos de Chavajebal, que nuestros ojos y corazones miren y piensen por ellos. Realicemos acciones a favor de la paz y el retorno a sus casas, para que vuelvan a vivir en tranquilidad y dignidad.

Pero, sabemos que no sólo es Chavajebal, sino, que tanto en Chiapas como en muchas partes de México, suceden muchos Chavajebal, como en: Aldama, Chalchihuitan, Chenalhó, etc.

Todos estos conflictos parecieran ser intercomunitarios, pero no hay que caer en la farsa, es el mismo mal gobierno quien ha sembrado todo esto en nuestras comunidades y pueblos, así como lo hizo con el Plan de Campaña Chiapas 94. A casi veintiún años de la Masacre de Acteal, el plan del actual gobierno de Enrique Peña Nieto, es la continuación del saqueo y entreguismo de Zedillo, autor intelectual de la Masacre de Acteal. Estamos a un mes de que Andrés Manuel López Obrador asuma la presidencia de México, de nueva cuenta nuestro país está amenazado de seguir siendo saqueado, ahora con el Tren Maya. Pero, sea como sea, tenemos memoria, y sabemos que ningún partido político le sirve al pueblo, sino, al sistema capitalista de muerte.

Duele el desplazamiento forzado, indigna las muertes de hermanos y hermanas inocentes, el mal gobierno de muerte sigue con su política de exterminio.

Así mismo, también nos solidarizamos con la Caravana de migrantes, este suceso es una migración forzada por violencia en su territorio, porque su gobierno solo piensa en los intereses de los ricos y poderosos como aquí en México. Volvemos a ratificar que ninguna persona es ilegal e invitamos a la gente a no criminalizar cualquier persona que atraviese nuestro país.

Es mes de noviembre y como hoy hace veintiún años, nuestras hermanas y hermanos quienes fueron masacrados el 22 de diciembre de 1997 por los paramilitares priistas de Chenalhó, exigieron el desarme y alto a la violencia en Chenalhó y presentaron pruebas con la asesoría legal del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de Las Casas, presidido por nuestro Jtotik Samuel, ante el ministerio público de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

El tiempo de hoy a casi veintiún años de Acteal, vuelve a doler, pero, ni el desplazamiento forzado de Chavajebal, ni el Tren Maya, ni cualquier otro proyecto de muerte del mal gobierno, podrá destruir a nuestra Madre Tierra, ni borrar nuestra MEMORIA.

Nubes grises se resbalan acariciando el techo del MUKINAL de Acteal, el Padre Sol baja a abrazarnos con su calor porque sabe que lo necesitamos para secar nuestro café, así como la lluvia proporciona vida, mojando a nuestras milpas.

Desde Acteal Casa de la Memoria y la Esperanza, escúchanos Madre Tierra, escúchenos hermanas y hermanos Mártires de Acteal.

ATENTAMENTE

La Voz de la Organización de la Sociedad Civil Las Abejas de Acteal.

                                                 Por la Mesa Directiva:

Martín Pérez Pérez                                       Mariano Gómez Ruiz

Pedro Pérez Pérez                                       Manuel Pérez K’oxmol

Alonso Ruiz López