Denunciamos las amenazas de muerte contra la compañera Nieves Rodríguez de Atenco.

Al Concejo Indígena de Gobierno

Al Congreso Nacional Indígena

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra

A las Redes de Resistencia y Rebeldía, Redes y mesas de apoyo al CIG

A los medios libres, alternativos o como se llamen

A los defensores y promotores de los Derechos Humanos

A los pueblos de México y el mundo

La compañera Nieves Rodríguez, habitante de San Salvador Atenco, resiste con dignidad el intento del mal gobierno para despojarla de su casa y derribarla a fin de continuar la construcción de la autopista Pirámides-Texcoco, obra vinculada al Nuevo Aeropuerto Internacional de México. A la fecha, le han cortado el suministro de agua, electricidad y abasto de gas, en un intento por hacer su permanencia imposible, en el que siempre ha sido su hogar. Cabe aclarar que la citada autopista se ha construido a partir del despojo y, como es costumbre con el mal gobierno, sin una consulta en los términos que ordena el convenio 169 de la OIT, ni algún tipo de negociación. Ni siquiera hubo notificación alguna.

La digna resistencia de Nieves le ha valido un hostigamiento constante y la imposibilidad de abandonar su casa para comprar, trabajar o asistir a un médico, ante la posibilidad de regresar y encontrar que ha sido derribada, tal como ocurre día a día en Palestina. Hace algunos días, y a pesar del anuncio del nuevo capataz de que se suspendería la construcción del NAIM en Texcoco, trabajadores de la constructora encargada de la autopista se han presentado ante su hogar intentando hacerla salir para derribarla. Este día llegaron más allá y le dieron esta noche para abandonar su casa, amenazando con que de lo contrario la matarán.

Denunciamos el cobarde hostigamiento hacia nuestra compañera. Responsabilizamos a Enrique Peña Nieto, presidente de México, Alfredo del Mazo, gobernador del Estado de México y Andrés Ruiz Méndez, presidente Municipal de Atenco, por cualquier afectación física o psicológica que pueda sufrir la compañera o cualquier miembro de su familia. Llamamos a la solidaridad con la compañera Nieves y hacer presencia física en su domicilio, para brindarle el máximo apoyo posible. Convocamos a los defensores de los Derechos Humanos a dar seguimiento a las amenazas y el hostigamiento en contra de nuestra compañera. A la Comisión Estatal de los Derechos Humanos le exigimos la presencia inmediata y permanente en el sitio de observadores. Invitamos a los tercios compas a estar atentos y difundir toda la información del caso.

A la compañera Nieves le decimos que no está sola, y que desde nuestras limitadas posibilidades estaremos brindando el apoyo que nos sea posible.

Al mal gobierno municipal, estatal y federal les exigimos el cese inmediato de las obras de esa autopista, la restitución de las tierras comunitarias que fueron tomadas ara su construcción y la implementación de medidas de remediación de los daños causados en ellas.

Nos mantendremos atentos.

¡Nunca más un mundo sin nuestros pueblos originarios!

¡Nuestra lucha es por la vida!

Red de Resistencia y Rebeldía Tlalpan.