Carta al compañero Carlos Mejía Godoy

Compañero Carlos Mejía Godoy:

Aprovechamos este medio para agradecer la confianza que usted tuvo al encomendarnos hacer llegar a las madres y padres de nuestros 43 compañeros de Ayotzinapa desaparecidos, la canción que les hizo como regalo.

Esta canción les fue entregada en forma directa el 26 de septiembre del año que corre, día en que se cumplen 4 años de este crimen de lesa humanidad que atenta contra la dignidad de nuestros pueblos y de la humanidad entera.

Ahora su voz, lejana en la distancia pero cercana en el latir, se levanta para recordarnos que a nuestra América toda, la unen no sólo los dolores, sino principalmente las manos y puños levantados que construyen libertad, justicia y democracia.

En nuestra memoria también está el digno pueblo suyo que, como en el ayer, su presente sigue siendo de lucha contra el tirano. No tenemos duda, Nicaragua Nicaragüita será de nuevo esa flor bella del jardín multicolor que es América Latina.

El camino de Sandino y los pasos de Zapata se vuelven a encontrar, hoy por nuestras y nuestros desaparecidos, mañana por la libertad de nuestros pueblos.

Compañero y hermano, reciba un abrazo fraterno y solidario de parte de los pueblos originarios de México que somos el Congreso Nacional Indígena, sepa usted que su guitarra y su voz siempre serán un arma contra el olvido.

27 de septiembre de 2018

Por la reconstitución integral de nuestros pueblos

Nunca más un México sin nosotros

Comisión de Coordinación y Seguimiento del Congreso Nacional Indígena