Pronunciamento ante el violento desalojo de la comunidad otomí del predio en la colonia Juárez

Al Concejo Indígena de Gobierno

Al Congreso Nacional Indígena

Al Ejército Zapatista de Liberación Nacional

Al pueblo de México

A los corazones que laten abajo y a la izquierda

Nuevamente el mal gobierno mexicano utiliza el terror. Nuevamente el objetivo es el pueblo. Otra vez actúan grupos paramilitares y policías coordinadamente. Nuevamente sin orden escrita alguna, al margen de la ley. Hoy han sido atacados nuestros hermanos de la comunidad Otomí radicada en la Ciudad de México, quienes habitan en un predio en la calle Roma # 18, col. Juárez, y que el año pasado resultaron afectados por el sismo, sin que hasta el momento hayan recibido apoyo alguno, como no sea el de la solidaridad tejida abajo. En el ilegal desalojo de hoy, les fue destruido su campamento, donde resistían desde hace un año, fueron golpeados varios compañeros de la comunidad, incluyendo mujeres y niños, les fueron robadas y destruidas sus pertenencias, robaron los celulares de quienes documentaban estos hechos lamentables, además de amenazarlos y golpearlos también.

Desde la Red Tlalpan de Apoyo al CIG, exigimos el retiro inmediato de los cientos de granaderos, así como el grupo paramilitar que operaron esta tarde en contra de nuestros hermanos otomíes.

Reflexionamos en que este no es un hecho aislado. Al parecer, es la política que seguirá el gobierno saliente en sus diferentes niveles en contra del pueblo organizado, con la callada complicidad del gobierno entrante, y por ello llamamos a estar alertas, pues lo que hay de fondo es la entrega de territorios al gran capital y sus megaproyectos de muerte, los cuales, en las ciudades toman la forma de desarrollos inmobiliarios que tienden a expulsar a la población pobre.

A los hermanos otomíes les decimos que no están solos y que estaremos atentos a aportar nuestros modestos esfuerzos para apoyarlos.

Al pueblo de México lo convocamos a sumar su ayuda solidaria a estos hermanos que hoy son violentados por un gobierno entreguista y aliado a la mafia inmobiliaria del Distrito Federal. Se trata de más de 70 familias, por lo que hay muchos niños afectados que esta noche no tendrán un techo dónde cubrirse de la lluvia.

Quienes puedan, si su corazón así se los dicta, pueden aportar su acopio directamente en el predio de los compañeros, en la esquina de la calle Milán y Roma.

¡Porque si tocan a un@, nos tocan a tod@s!

¡Nunca más un México sin nuestros pueblos originarios!

¡Nuestra lucha es por la vida!